Actividad

Ficha técnica

OAs: 6° 14,17,18,22 - 5° 14,17,18,22


  • Historietas (cómic)
  • Narrativo
  • Estudiantes de la escuela
  • 180 minutos
  • Admin User

Calificación

 0/5

Escribamos un cómic!

En esta actividad los estudiantes escriben un cómic, creando sus diálogos y dibujos. Se enfatiza el trabajo de organización de las ideas (estructura de la narración) y formato del cómic, y junto con ello el uso de la puntuación más común en este formato (punto seguido, punto aparte, puntos suspensivos y signos de interrogación y exclamación).

Instrucciones

Te invitamos a escribir un cómic con un grupo de compañeros. El cómic puede estar basado en alguna serie o película que hayan visto, en algún libro que hayan leído o puede ser una historia creada por ustedes. El cómic será publicado en papel o en digital en algún espacio en que puedan compartirlo con los estudiantes de su escuela.

Antes de comenzar el proceso de escritura, trabaja con tu profesor las características del cómic.



Planificación

Formen grupos de 2 o 3 integrantes y, antes de escribir, piensen y completen las siguientes tablas en sus cuadernos:




Escritura

Usando lo que hicieron en su planificación, dibujen y escriban su primer borrador del cómic.

Para generar su primer borrador, consideren:

Organizar la historia en un máximo de 12 viñetas, por ejemplo: 3 para la situación inicial, 7 para el conflicto y su desarrollo, y 2 para el desenlace.

Acuerden qué situaciones o acciones van a dibujar en cada viñeta y, luego de ello, realicen los dibujos (bocetos) y escriban en las viñetas que corresponda lo que podría decir el narrador y los posibles diálogos entre los personajes.

Recuerden que, para que las ideas se comprendan adecuadamente, es importante utilizar bien los signos de puntuación. Por ejemplo:

Punto seguido para separar las ideas.

Punto aparte al terminar la narración en un recuadro o al terminar las afirmaciones de un personaje en un globo de diálogo.

Puntos suspensivos para dejar en suspenso una idea.

Signos de interrogación para iniciar y terminar una pregunta.

Signos de exclamación para iniciar y terminar una exclamación (como una orden, una expresión de sorpresa o de alegría, etc.).

Recordar que no se usa punto luego de un signo de interrogación o exclamación.


Revisión y edición

Revisen el cómic con la pauta que está a continuación.  

Hagan los cambios que sean necesarios, reescriban las partes que lo requieran y entreguen el cómic a su profesor. Recibirán comentarios que les permitirán mejorar la calidad de su cómic y realizar así la versión final que será la que se publicará.



Sugerencias

Se recomienda realizar esta actividad en grupos de 2 o 3 estudiantes, de modo que tengan oportunidad de complementar sus habilidades creativas tanto para escribir como para dibujar. El cómic suele ser un género producido por duplas conformadas por un escritor y un dibujante.

Para hacer significativa esta actividad, busque que los cómics sean publicados en algún evento o espacio visible del colegio, o genere con los estudiantes una publicación en internet.

 

1.  Cómo trabajar el cómic (mínimo 1 h pedagógica)

Antes de iniciar el proceso de escritura, guíe a sus estudiantes para que conozcan o refuercen las características del género a trabajar, con este fin conversen sobre los cómics. Pregunte a sus estudiantes qué cómics conocen y muéstreles algunos ejemplos. Utilice ejemplos variados, que incluyan viñetas, globos de diálogo y recuadros.

Pida que caractericen con sus propias palabras el cómic que estén observando. Explíqueles que un cómic es una forma de narración que combina imágenes (ilustraciones) y texto escrito. Recuerde con sus estudiantes, la estructura esencial de una narración: situación inicial, desarrollo con un conflicto y desenlace. Indique que los principales componentes del formato del cómic son: viñetas, globos de diálogo y recuadros en que se narra la historia. Ayúdelos a reconocer estos tres componentes del formato en los ejemplos que les mostró.

Invítelos ahora a producir en grupos su propio cómic.


1.  Cómo trabajar el proceso de escritura

Guíe las etapas del proceso de escritura como se indica en cada una.

 Ø Etapa de planificación (mínimo 1 h pedagógica)

Invite a los estudiantes a formar grupos de 2 o 3 integrantes y a planificar su cómic completando en sus cuadernos las siguientes tablas que aparecen en la “Actividad para estudiantes”:




Recuerda que el lenguaje utilizado y el estilo de las ilustraciones no solo dependen de la historia que queremos contar, sino también del público que la leerá y del mensaje que queremos transmitir.



Ø Etapa de escritura (mínimo 4 h pedagógicas)

Invite a los estudiantes a escribir utilizando su planificación y considerando el formato del género “cómic”.

Tomando en cuenta el tiempo mínimo asignado a esta actividad, sugiera que organicen la historia considerando un máximo de 12 viñetas y que asignen una determinada cantidad de viñetas para cada parte de la historia, por ejemplo: 3 para la situación inicial, 7 para el conflicto y su desarrollo, y 2 para el desenlace. Hágales notar que para el desarrollo (incluido el conflicto) deberían considerar el mayor número de viñetas.

Sugiera que se pongan de acuerdo en qué situaciones o acciones van a dibujar en cada viñeta y que, luego de ello, realicen los dibujos (bocetos) y escriban, en las viñetas que corresponda, lo que podría decir el narrador y los posibles diálogos entre los personajes.

Se debe recordar que la escritura es un proceso recursivo en que se puede volver a las distintas etapas anteriores para ir mejorando el producto final: la escritura puede implicar varios borradores (o bocetos de los dibujos) antes de llegar a la publicación del texto.

Indique a los estudiantes que, para que las ideas se comprendan adecuadamente, es importante utilizar bien los signos de puntuación. Pida que pongan especial atención al uso de:

Punto seguido para separar las ideas.

Punto aparte al terminar la narración en un recuadro o al terminar las afirmaciones de un personaje en un globo de diálogo.

Puntos suspensivos para dejar en suspenso una idea.

Signos de interrogación para iniciar y terminar una pregunta.

Signos de exclamación para iniciar y terminar una exclamación (como una orden, una expresión de sorpresa o de alegría, etc.).

Recordar que no se usa punto luego de un signo de interrogación o exclamación.


Ø Etapa de revisión y edición (mínimo 4 h pedagógicas)

Una vez que terminen de escribir su cómic, pida que lo revisen con la pauta que se presenta en “REVISIÓN, REESCRITURA Y EDICIÓN” de la “Actividad para estudiantes”. Puede pedirles que ellos mismos revisen su texto o que intercambien la revisión con otro grupo. Luego de revisar con la pauta, deben corregir (reescribir) aquellas partes que lo requieren y, si es necesario, deben reescribir el cómic completo. La revisión y reescritura debería tomarles aproximadamente 2 horas pedagógicas.

Luego de esta primera revisión y reescritura de los estudiantes, viene una nueva revisión (y reescritura) a partir de la retroalimentación realizada por el docente. La segunda revisión debería realizarse en una clase distinta a la primera, ya que requiere que el docente haya tenido tiempo para revisar los textos de todo su curso con la rúbrica para el docente que le entregamos aquí y que también se encuentra en la plataforma. Considere de 1 a 4 horas no lectivas para la retroalimentación docente en línea, dependiendo del número de estudiantes del curso.

La segunda revisión realizada por los estudiantes, a partir de la retroalimentación del docente, debería tomarles aproximadamente 2 horas pedagógicas. Recuerde que pueden revisar y reescribir todas las veces que necesiten e incentive que hagan todos los cambios necesarios antes de entregar la versión editada del cómic (que puede implicar rehacer las viñetas).


Contenidos complementarios

Esta actividad es una buena oportunidad para trabajar la organización de las ideas en la narración (estructura de la narración), el formato básico del cómic y el uso de los signos de puntuación más comunes en este formato.

1.  Organización de las ideas: estructura de la narración

La organización de las ideas siempre está subordinada al tipo textual (superestructura) y al género elegido (que es coherente con el propósito comunicativo). En el caso del cómic, el tipo textual que predomina es el narrativo y el propósito asociado al género es contar una historia combinando texto escrito e ilustración. Esto significa que el cómic, en términos de la organización de ideas, debe tener la estructura de la narración. Las partes básicas de la estructura narrativa son:

Situación inicial: en esta parte se presentan los personajes, y el lugar y situación en que se encuentran al comienzo de la historia. 

Desarrollo: en esta parte es esencial el conflicto, es decir, el problema que se presenta a los personajes o quiebre que ocurre en la historia. Este conflicto hace que la historia avance y se desarrolle a partir de las acciones que realizan los personajes para solucionarlo o para reestablecer el equilibrio que se ha quebrado. No puede haber una estructura narrativa propiamente tal, si no existe un conflicto en torno al cual se organicen las acciones y se produzca el desenlace.

Desenlace: esta parte corresponde a la solución del conflicto, ya sea que esta resulte favorable o desfavorable para los personajes. El desenlace también se puede entender como la consecución o no del restablecimiento del equilibrio (o estado inicial).


2.  Formato del cómic

El cómic es un ejemplo de texto multimodal, es decir, un texto donde se integra más de un modo de comunicación, en este caso, el modo verbal a través del texto escrito y el modo visual a través de las ilustraciones.

El formato básico del cómic está dado por la organización gráfica de la historia en viñetas en las que se combinan texto e ilustración. La ilustración ocupa todo el cuadro que corresponde a una viñeta y, sobre la ilustración, se incluyen recuadros para el texto que corresponde a la voz del narrador y globos de diálogo para el texto que corresponde a las intervenciones de los personajes.

Ejemplificamos los componentes básicos del formato:

Viñeta es la unidad mínima de la historia, incluye ilustración y recuadros o globos de diálogo para el texto. Cada viñeta corresponde a un acontecimiento relevante de la historia. En este ejemplo se observan tres viñetas:



Recuadro es un espacio rectangular destinado solo a texto, que va dentro de una viñeta y sobre la ilustración. En el recuadro se encuentra la voz del narrador de la historia.  En este ejemplo se puede observar un recuadro.



Globo de diálogo es un espacio, generalmente ovalado con una especie de cuña dirigida hacia el personaje al que corresponde la intervención. Al igual que el recuadro, es un espacio destinado solo a texto, que va dentro de una viñeta y sobre la ilustración. En el globo de diálogo se encuentra la voz de los personajes que participan en la historia. En la última viñeta del ejemplo se pueden observar dos globos de diálogo. Cuando se trata del pensamiento de un personaje, el globo suele tener forma de nube.



3.  Puntuación

En el cómic, dado su formato con intervenciones breves y directas de los personajes, los signos más utilizados son los que señalamos en las “Sugerencias metodológicas”: punto seguido, punto aparte, puntos suspensivos, signos de interrogación y signos de exclamación. Para el trabajo con los estudiantes, a nivel de 5.° y 6.° básico, es suficiente y adecuado tratar los usos que se definieron en las Sugerencias, sin embargo, como aporte para la profundización del docente, entregamos aquí definiciones más completas y precisas basadas en la versión vigente de la Ortografía de la lengua española (RAE, 2010).


a.    
Uso del punto como signo delimitador

“Como signo de puntuación, la función principal del punto consiste en señalar el final de un enunciado –que no sea interrogativo o exclamativo—, de un párrafo o de un texto. […] El punto se escribe siempre sin separación del elemento que lo precede –sea este una palabra, un número u otro signo— y separado de un espacio del elemento que lo sigue” (RAE, 2010, p. 293).

El punto recibe distintos nombres según la unidad discursiva que delimite:

-      El punto seguido “separa los enunciados que integran un párrafo” (RAE, 2010, p. 293).

-      El punto aparte “separa dos párrafos distintos, que suelen desarrollar, dentro de la unidad del texto, ideas o contenidos diferentes” (RAE, 2010, p. 294).

-      El punto final “aparece al final de un escrito o de una división importante del texto (un capítulo, por ejemplo)” (RAE, 2010, p. 294).

“Así pues, el punto desempeña una importante función en el ámbito textual. Más que un asunto de la ortografía, la elección entre un punto y seguido o un punto y aparte […] tiene que ver con destrezas relativas a la organización de la información, a la agrupación de las ideas en los párrafos para que el texto sea claro y coherente. Respetando siempre esta premisa de coherencia, cabe la posibilidad de que la jerarquización de las ideas varíe en función de cómo quiere el que escribe que su texto sea interpretado” (RAE, 2010, pp. 294-295).

A propósito de esta acotación de la RAE respecto de la importancia del uso del punto a nivel textual, queremos destacar que, al escribir, lo que organizamos con la puntuación son los enunciados (o ideas) que queremos comunicar. Estos enunciados, según como estén expresados gramaticalmente, los podemos llamar “oraciones”, pero esto es posterior a la organización de las ideas y del uso de la puntuación para este fin; por esta razón, tanto para docentes como para estudiantes, en el contexto de la producción de textos, es más conveniente y adecuado pensar en el uso del punto como un signo gráfico que nos sirve para organizar “ideas” y NO para organizar “oraciones”.

En relación con el uso del punto, también es útil tener en consideración las siguientes reglas:

No se debe usar punto tras títulos y subtítulos.

No se debe usar punto al final de “los nombres de autor en cubiertas, portadas, prólogos, firmas de cartas y otros documentos, o en cualquier ocasión en que aparezcan solos en una línea” (RAE, 2010, p. 296).
No se debe usar punto “tras los signos de cierre de interrogación y exclamación, y tras los puntos suspensivos” (RAE, 2010, p. 300).


b.    
Signos de interrogación y exclamación

Los signos de interrogación (¿?) y de exclamación (¡!) son signos dobles que comprenden uno de apertura y uno de cierre, y deben colocarse obligatoriamente al comienzo y al final de la secuencia correspondiente. “Los signos de interrogación y exclamación se escriben pegados a la primera y a la última palabra del periodo que enmarcan, y separados por un espacio de las palabras que los preceden o los siguen” (RAE, 2010, p. 388).

“Su función principal es delimitar en la escritura las oraciones interrogativas y exclamativas directas” (RAE, 2010, p. 387). “Aunque no dejan de tener una clara función demarcativa, la función característica de los signos de interrogación y exclamación es indicar que la secuencia que encierran manifiesta una modalidad no aseverativa; en otras palabras, quien escribe quiere presentar la información como una pregunta (modalidad interrogativa) o como una exclamación (modalidad exclamativa)” (RAE, 2010, p. 388).



Evaluación

AvanzadoIntermedioPrincipiante
Organización de las ideasLa historia presenta: - una situación inicial en que se aprecian los personajes y el lugar y situación en que se encuentran al inicio; - un desarrollo en que se aprecia un conflicto claro y varias acciones que realizan los personajes para intentar solucionarlo; - un desenlace en que se aprecia claramente cómo se resuelve el conflicto que aparece en el desarrollo. La historia presenta: - una situación inicial, pero en esta no se aprecia con claridad cuáles son los personajes o el lugar o situación en que se encuentran al inicio; - un desarrollo en que se aprecia un conflicto claro y varias acciones que realizan los personajes para intentar solucionarlo; - un desenlace en que puede no ser claro cómo se resuelve el conflicto que aparece en el desarrollo. No se aprecia un conflicto claro y, por lo tanto, no se entiende cómo están organizadas las ideas o el texto no corresponde a una historia (narración).
Formato del cómicEl cómic presenta los elementos esenciales de su formato: - está organizada en viñetas que muestran acontecimientos relevantes; - presenta recuadros en los que se aprecia la voz del narrador; - presenta globos de diálogo en los que se aprecian las intervenciones de los personajes. El cómic presenta los elementos esenciales de su formato, pero algunos de ellos no cumplen adecuadamente su función, por ejemplo: - está organizada en viñetas, pero algunas no muestran acontecimientos relevantes; - presenta globos de diálogo y recuadros, pero en algunos el texto no corresponde a la imagen. El cómic no está organizado en viñetas, o las intervenciones de los personajes no se presentan en globos de diálogo, o, si existe un narrador, su voz no aparece en recuadros. Esto implica que no se entiende bien la relación entre imágenes y texto.
PuntuaciónLa mayoría de los signos de puntuación (punto, puntos suspensivos, signos de interrogación y exclamación) facilitan la comprensión de los diálogos, porque se utilizan adecuadamente.Algunos signos de puntuación (punto, puntos suspensivos, signos de interrogación y exclamación) facilitan la comprensión de los diálogos, pero otros la dificultan, pues se utilizan de manera inadecuada o se omiten.No existen signos de puntuación o la mayoría está utilizado inadecuadamente, lo que dificulta la comprensión del cómic completo.

Comentarios

Para comentar la actividad debes ingresar.