Ficha técnica

Curso: 6° básico
OA: 17,18,19,22


Género: Cuentos
Propósito comunicativo: Narrar
Audiencia: Comunidad escolar
Tiempo estimado: 90

Creado por: Experto en Actividades Fondef.



Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional

Calificación

0 / 5 0 voto(s)

Un cuento prestado


En esta actividad los estudiantes escriben cuentos inspirados en la literatura para publicar un libro. Se “piden prestadas” partes de un cuento literario. Se trabaja en forma especial la coherencia y las correferencias en el cuento.


Instrucciones

En esta actividad escribirás un cuento, esto es, un relato de hechos ficticios o imaginados. Partes del cuento serán tomadas prestadas de la literatura y publicados en un libro que será entregado a la biblioteca escolar.

Planificación

Escucha el cuento “El búfalo de agua” que te leerá tu profesor(a). Haz un listado con los episodios de tu cuento, tomando prestado algunos elementos de este cuento, por ejemplo, puedes tomar algunos hechos, pero cambiar el tiempo, el lugar o los personajes.

Escritura

Escribe aquí tu cuento. Incluye el tiempo, el lugar, los personajes y  los episodios que planificaste.



Revisión y edición

Revisa tu cuento utilizando la rúbrica que te entregará tu profesor(a). Corrige  lo necesario y  entrégalo a tu profesor(a).

Reescribe tu cuento en la plataforma a partir de la revisión que tú hiciste y usando la retroalimentación que te entregó tu profesor(a).

Recuerda que este cuento será publicado en un libro para los alumnos de tu escuela.

Sugerencias

Antes de comenzar la actividad, recuerde a sus estudiantes que el cuento es una narración imaginaria o de ficción. Pregunte a los niños qué cuentos recuerdan y cuáles son los que más les han gustado.

Lea a los estudiantes el cuento “El búfalo de agua” de  Shaun Tan y coméntelo con ellos. 

EL BÚFALO DE AGUA (Shaun Tan)

 

Cuando niño, un gran búfalo de agua vivía en el solar vacío que estaba al final de nuestra calle, el que estaba lleno de hierbas que nunca nadie cortaba. Dormía casi todo el día e ignoraba a quienes pasaban por delante de él a menos que se nos ocurriera detenernos y pedirle una dirección. Cuando eso ocurría, se nos acercaba lentamente, levantaba la pezuña izquierda y señalaba la dirección correcta. Sin embargo nunca decía qué señalaba, o hasta dónde debías caminar, o qué se suponía que debías hacer una vez allí. De hecho, nunca decía nada porque los búfalos de agua son así, detestan hablar. Todo eso era demasiado frustrante para nosotros. Cuando a alguien se le ocurría “consultar al búfalo”, nuestro problema ya solía ser urgente y requería una solución simple e inmediata. Al final dejamos de ir a verlo y creo que poco después se marchó. En el solar sólo se veía la hierba alta.

Y es una pena, la verdad porque cada vez que habíamos seguido su pezuña puntiaguda, habíamos quedado sorprendidos, aliviados o encantados con lo que habíamos encontrado, y cada vez nos hacíamos la misma pregunta: ¿cómo lo sabía?

 

 

Analice con sus alumnos la coherencia: ¿de qué trata este cuento? Para responder a esta pregunta invítelos a listar los distintos episodios de este cuento:

  • Cuando era niño.
  • Un búfalo de agua vivía en un solar vacío.
  • El búfalo dormía casi todo el día e ignoraba a quienes pasaban por delante de él.
  • A veces los niños se detenían para pedirle una dirección.
  • Entonces el búfalo se acercaba, levantaba la pezuña y señalaba la dirección correcta, pero no decía nada.
  • Eso era frustrante para los niños.
  • Al final los niños dejaron de ir a verlo y  el búfalo se marchó.
  • Esto les da pena, porque cada vez que seguían su pezuña, los niños quedaban sorprendidos, aliviados o encantados con lo que habían encontrado.
  • Los niños se preguntaban: ¿cómo el búfalo lo sabía?
Planificación: incentívelos a planificar sus cuentos elaborando una lista con los hechos o episodios que estos tendrán.


Escritura: motívelos a tomar prestado algunos elementos de “El búfalo de agua”, por ejemplo, tomar algunos hechos y cambiar otros, cambiar los personajes, el tiempo, el lugar.

Indíqueles la importancia de mantener el referente que está más arriba. Dé ejemplos de correferencias: repeticiones, sinónimos, pronombres.

  • Correferencias del cuento para “búfalo”: Cuando niño, un gran búfalo de agua vivía en el solar vacío que estaba al final de nuestra calle, el que estaba lleno de hierbas que nunca nadie cortaba. (él) Dormía casi todo el día e (él) ignoraba a quienes pasaban por delante de él a menos que se nos ocurriera detenernos y pedirle una dirección.
  • Reformulación del cuento en que se agregan nuevas correferencias para “búfalo”: Cuando niño, un gran búfalo de agua vivía en el solar vacío que estaba al final de nuestra calle, el que estaba lleno de hierbas que nunca nadie cortaba. El animal dormía casi todo el día. El búfalo ignoraba a quienes pasaban por delante de él a menos que se nos ocurriera detenernos y pedirle una dirección.

Revisión: una vez que hayan escrito su cuento, pídales que lo revisen con las rúbricas de coherencia, correferencias y ortografía literal y acentual.

Reescritura: revise usted sus cuentos en la plataforma e invítelos a reescribirlos para ser publicados en un libro.  Guíelos para que tomen en cuenta la revisión que han hecho y la retroalimentación que usted les entregó. Recuérdeles que el libro será entregado a la biblioteca de la escuela y que será leído por otros alumnos. Por esto hay que tratar de que quede sin errores de ortografía, que sea coherente y bien conectado.

Recursos de la lengua

El cuento se presta para ejercitar el uso de la ortografía, ya que en general los niños escriben mayor cantidad de palabras en este género, lo que hace más probable la presencia de errores ortográficos. En esta actividad recomendamos trabajar solo la ortografía literal y acentual.

Se ha podido demostrar que los errores ortográficos que cometen los niños están concentrados en pocas palabras y tipos de errores.

Los errores  más frecuentes son los de acentuación de las palabras. Esto ocurre, porque los niños deben primero ser capaces de segmentar la palabra en sílabas, luego descubrir en qué sílaba se marca la voz y finalmente aplicar las reglas de acentuación  de las palabras agudas, graves, esdrújulas y sobresdrújulas.

El segundo tipo de error más frecuente son los errores literales. En general esto ocurre cuando un mismo sonido puede representarse por grafemas diferentes: por ej. /s/ puede representarse por s – c – z;  /b/ por b –v;  /k/ por c – q – k – x.

Como muchas veces los errores aparecen en pocas palabras (incluso una palabra puede tener varios errores), recomendamos trabajar de manera colectiva los errores más frecuentes que aparecen en los escritos de los alumnos, por ejemplo: avia (había); ay (ahí); calabera (calavera). En ese momento puede ser necesario explicar las reglas.

También es muy útil reflexionar con los niños sobre las familias de palabras y los contextos en que estas aparecen, ya que esto puede ayudarlos a escribir correctamente cuando tienen una duda ortográfica. Por ejemplo: varcaza (barcaza - barco); desición (indeciso - decisión); del fin (delfín – discutir el contexto en que aparece).

Rúbrica Un cuento prestado

Nivel 3Nivel 2Nivel 1
CoherenciaEl cuento presenta información completa (detalla el tiempo, el lugar, los hechos, el o los personajes). Además, es posible construir su sentido global con facilidad.El cuento presenta vacíos de información, aunque es posible construir su sentido global, pero con dificultad. El cuento presenta escasa información. O BIEN No es posible construir su sentido global.
CorreferenciasEl cuento presenta variadas correferencias entre las oraciones o párrafos para referirse a pasajes anteriores del cuento (por ej. repetición de palabras, pronombres, sinónimos).El cuento presenta correferencias entre las oraciones o párrafos para referirse a pasajes anteriores del cuento, pero estas son solo repeticiones de palabras.El cuento no presenta correferencias entre las oraciones o párrafos para referirse a pasajes anteriores del cuento, lo que puede inducir a confusión.
Ortografía literal y acentualEl cuento no presenta errores ortográficos literales ni de tildes.El cuento presenta escasos errores ortográficos literales y escasos o ningún error de tilde. El cuento presenta múltiples errores ortográficos literales, O BIEN, omite las tildes en todas las palabras que corresponden.

Comentarios

Para comentar la actividad debes estar logueado.